domingo, 4 de agosto de 2013

ELUSTONDO: ULTIMATUM

Ante la forzada salida de Asier Illarramendi y el hueco que ha dejado en el equipo, a Gorka Elustondo se le presenta la última oportunidad (de tantas que ha desaprovechado) para hacerse con un puesto fijo en el equipo. Además tiene la presión de los que vienen de abajo y los que ya están en el equipo. La gran temporada de Markel Bergara, la ambición de Javi Ros y la exhibición que está  dando Ion Gaztañaga solo le dejan una opción: Explotar o dejar hueco a los que vienen de abajo.

Gorka Elustondo Urkola nació en Beasain el 18 de marzo de 1987. Llegó al segundo equipo de la Real procedente del Aitzgorri de Segura.  Jugó en el Sanse la temporada 2005-2006 prometiendo un gran jugador para el futuro. 

En 2006 ante la falta de calidad en su posición, lo subieron en muchos partidos al primer equipo dejando tan buen sabor de boca que algunos lo comparaban con el mismísimo Xabi Alonso.

De ahí en adelante no todo fueron sonrisas. Tras descender a segunda división en octubre de 2007 se lesionó gravemente del tobillo apartandole de las canchas. Volvió el siguiente curso pero tuvo bastantes lesiones musculares, lo cual se ha convertido (desgraciadamente) algo habitual en él.

Una vez con las lesiones superadas, la temporada del ascenso fue sin duda la mejor para él. Jugó 30 partidos en los cuales marcó un gol y tuvo una amplia contribución en el ascenso.

La siguiente temporada parecía que iba a ser el sustituto de Diego Rivas quien ya tenía treinta años. Pero como siempre las molestias musculares le pasaron factura y terminó jugando solo 18 partidos.

En la temporada 2011-2012 comenzó otra vez con las lesiones musculares pero se rehizo y terminó la temporada como titular jugando junto a Mikel Aranburu. Jugó 17 partidos.

La temporada pasada fue muy mala para él. Comenzó como titular pero contra el Zaragoza en la segunda jornada tuvo una fascitis plantar a la cual añadiéndole algunas molestias musculares estuvo apartado de los terrenos de juego hasta el 6 de enero de este mismo año. Las ausencias por sanción de Iñigo Martinez y Mikel Gonzales y como Cadamuro estaba en Argelia obligaron a Montanier a improvisar una defensa contra el Depor; compuesta por Ansotegi y Elustondo. Al principio daban miedo pero se compenetraron muy buen y realizaron un gran encuentro, esto nos dejo una faceta nueva de Gorka: sus habilidades como central.  Cuatro jornadas después las circunstancias obligaron al entrenador a alinear, una vez más, a Gorka como central, formando pareja con Iñigo. No solo cuajó un buen encuentro en Vigo sino que además marcó el gol del empate. Todos nos preguntábamos: ¿Debería ser Gorka central?
En la siguiente jornada fue otra vez central en el Real Sociedad 3-0 Mallorca. Pero otra vez se lesionó estando fuera del cesped durante dos meses. Reapareció en los últimos minutos del Rayo-R.Sociedad. La siguiente jornada formó pareja en el pivote con Markel Bergara pero en el minuto 67 sufrió un esguince de rodilla que le dejo fuera lo restante de temporada.

Al igual que Markel es más defensivo que ofensivo, aunque tiene mejor físico y es más potente; pero sus carencias ofensivas y su no continuidad obligan a que la Real necesite un recambio siempre y que en la cancha deba tener un complemento ofensivo (Zurutuza o Pardo).

Sin duda esta debe ser y es su última oportunidad para demostrar que vale para el equipo.


@oiarbi