sábado, 31 de enero de 2015

Minuto de gloria insuficiente. Real Madrid 4-1 Real Sociedad

El Real Madrid y la Real Sociedad se enfrentaban en el día de hoy con objetivos muy diferentes:
El Madrid buscaba la victoria fácil para seguir liderando la tabla y meter presión a sus rivales directos mientras que la Real buscaba rascar algo para coger moral fuera de casa y brindar una victoria al hincha txuri urdin que había fallecido horas antes del inicio del encuentro desplazándose a Madrid y por el cual se decidió respetar un más que sentido minuto de silencio.

PRIMERA MITAD

El partido empezó así como lo redacto: Gol y gol. 
Pero no me gustan los resúmenes cortos así que siendo detallado he de decir que la Real empezó el partido fulgurante, balón a la banda que acaba rápidamente en saque de esquina y Rubén Pardo lo sacaba majestuosamente al segundo palo para que metiese su primer gol en primera división el joven canterano Aritz Elustondo, que con un cabezazo inapelable ponía el 0-1 a los 45 segundos.

La Real tenía lo que quería, un gol rápido para poder defenderlo cuanto más posible mejor como en partidos anteriores (véase Real Sociedad-Barcelona). Ya nos empezábamos a ilusionar con una sorpresa tan gratificante como aguarle la fiesta al Real Madrid, pero escasos minutos después llegó el empate tras un centro de Marcelo muy bien cabeceado a la red por James. 

Resulta raro ver que en escribir dos párrafos ha pasado más tiempo que lo que ocurre en ese mismo párrafo, y es que el partido fue un vaivén de ocasiones incluso después del tanto madridista.
La más clara la tuvo Canales que remató un tiro (así fue de raro) de Granero que lamió el poste izquierdo del marco madridista defendido por Iker Casillas.
Además Gorka Elustondo avisó desde fuera con un disparo centrado que atajó el meta del Real Madrid.

Llegó el minuto 10 y con él volvió la paz al feudo blanco que vio como la locura hizo metamorfosis en tranquilidad. El Madrid consiguió parar las embestidas txuri urdines y estableció la posesión de balón, además en ese momento la Real vio como su mejor jugador, Carlos Vela, se lesionaba y tenía que ser sustituido por Agirretxe.

Rulli intervenía de vez en cuando bien a los ataques del Madrid y finalmente antes de llegar al minuto 40, Sergio Ramos remataba a puerta vacía un balón rechazado por Rulli tras hacerle una muy buena parada a Karim Benzema estableciendo el 2-1 en el marcador y dándole la vuelta al marcador.


La Real se vino abajo y acabó pidiendo la hora sobre todo tras ver como Bale fallaba lo imposible de fallar.
Benzema se la pasó a James  que vio atónito como Bale se la quitaba para pegarle él y mandarla fuera (pegó en un defensa pero dieron saque de puerta). No sería tan grave si no fuera porque no había portero.

SEGUNDA MITAD

Segunda mitad en la que entró De la Bella por Canales porque tenía molestias y que fue un desangre constante de la Real Sociedad, el Madrid llegó y marcó a la primera un tanto de poco labor defensiva, Bale se coló en el area y le regaló el tanto a Benzema que empujaba a puerta vacía y ponía el 3-1 ante las miradas de los aficionados desplazados a Madrid que veían como se escapaba la opción de rascar puntos.

Siguieron pasando los minutos y fue un sinfín de oportunidades madridistas en las que Rulli paraba manos a manos a Bale, Isco y compañía mientras que Casillas no tuvo intervención alguna en el juego. 
Se avecinaba más el 4-1 que el 3-2 y así llego en una jugada algo desafortunada.
Balón mal despejado por Elustondo que llega a un jugador madridista, el balón llega a Isco que toca para Benzema y este remata a la escuadra haciendo imposible la estirada del genial Rulli. 


4-1 y solo la entrada de Markel consiguió que el balón se moviese más por campo madridista pero nada más lejos de la realidad porque se saboreó más el 5-1 que el 4-2.
Sobre todo en un mano a mano de Bale que salvó Rulli majestuosamente.

El partido llegó a su fin y con el 4-1 poca valoración positiva se puede hacer salvo el buen hacer del meta argentino Rulli que salvó varias veces de goles madridistas.