miércoles, 14 de enero de 2015

Real Sociedad 2-2 Villarreal CF: de la ilusión a la derrota.

La ilusión se sentía en Anoeta desde antes del partido, Moyes alineaba un 11 para ir a ganar, como ya había dicho en rueda de prensa, y eso ilusionaba, salir con Rulli es un claro ejemplo de que el escocés tiene plena confianza en él, la defensa estaba integrada con la pareja de las últimas temporadas, Iñigo y Mikel y con dos laterales jóvenes, como son Aritz Elustondo y Yuri Berchiche. Además, en el centro de campo aparecía algo que proponía tener el balón, jugar al fútbol, ya que Pardo-Granero era un doble pivote que muchos aficionados llevábamos tiempo deseando ver. Y arriba, la calidad de Vela, la magia de Canales y la experiencia de Prieto, junto al olfato de gol de Imanol Agirretxe, dejaba entrever una de esas grandes noches en Anoeta, pero esa gran noche terminó siendo un desaguisado.


El partido empezaba como se esperaba, nosotros intentábamos tener el balón, y ellos intentaban aprovechar las contras para matar la eliminatoria. Todo estuvo muy tranquilo hasta el minuto 18, cuando un balón llegaba al corazón del área txuri-urdin para que Trigueros empalase una volea, que no iba a ser nada para el gran Gero, que se ofrecía para ser el gran héroe de la noche en San Sebastián. Sin embargo, al siguiente intento ya no pudo hacer nada, ya que tras un barullo en el centro de campo, el balón caía en pies de Gio Dos Santos, que se la daba a Gerard Moreno, que dejó a Yuri sin cadera y con la calidad que atesora la enchufó con rosca al palo largo en el minuto 26. Desde entonces y hasta el minuto 43 el partido estuvo tranquilo, fue entonces cuando Moi Gómez se quedaba prácticamente solo en el área y, tras salir de 3 rivales, fusilaba a Rulli, y este, con una gran intervención, salvaba a La Real de lo que hubiese significado el fin de la eliminatoria, y más aún cuando 3 minutos después, al rechace de un córner cabeceado por Agirretxe, Vela hacía el empate para hacer soñar a la grada. Este final de la primera parte solo iba a ser el principio de la locura que iba a ser el segundo tiempo.

Y es que, por mucho que quisiésemos jugar al fútbol y por mucho nombre que tuviésemos en el césped, la realidad es que en la primera parte vimos pocos pases verticales, el juego por el centro fue nulo, y la única opción ofensiva que teníamos era colgar balones al área, sin chutar desde lejos para hacer salir a la defensa ni jugar por el centro para cerrarla, total, un despropósito, y más aún si le sumas que a la hora de defender Granero y Pardo ayudaban más bien poco y encima arriba teníamos a 4 hombres sin bajar a ayudar contra un equipo que me recuerda a nosotros el año que entramos en la champions, jugando con las ideas claras, pocos toques por jugador y haciendo correr el balón.


Empezaba la segunda parte, que iba a ser mucho más entretenida que la primera, con dos ataques en el minuto 50 del Villarreal, salvados con dos grandes acciones de Gero Rulli. Pero a partir de ahí, nos hicimos dueños del encuentro, la primera la tuvimos con un remate de Prieto, que se iba a saque de esquina tras rebotar en un defensa en el minuto 53, sin embargo, pasaría tiempo hasta la siguiente jugada de peligro, que se dio al entrar el siempre revulsivo Chory Castro por un desaparecido Sergio Canales. Con Chory en el campo, Moyes aportaba desequilibrio, lo que hacía dudar a la defensa del equipo mediterráneo, fue entonces cuando fuimos con todo, y lo pagamos caro, porque en un saque de banda cerca de nuestro área a favor del 'submarino amarillo' solo teníamos 3 jugadores defendiendo, y si a eso le sumas que dos de ellos se chocan con un rival y dejan a G. Dos Santos solo, todo eso termina fabricando un gol en contra, y el dolor para la hinchada donostiarra. Pero entonces, y aquí está la magia del fútbol, el dolor se tornó en ilusión, y en una de las primeras acciones que intentábamos por el centro, un magnífico pase elevado de Vela, que rompía dos líneas de un toque, y una tremenda volea de Granero, nos metían en la eliminatoria. A partir de aquí llegó la locura, entraba Finnbo, y en una acción suya, que era un dudoso fuera de juego, Moyes se fue a la calle, dejando la nota cómica de la eliminatoria al protagonizar una acción graciosa con dos aficionadas en la grada, dos minutos después, en el 83' Mussachio veía la segunda amarilla e ilusionaba más a la afición txuri-urdin, sin embargo, de ahí al final del partido lo intentamos, pero nos ahogamos cerca de la orilla.


Y es que, pese a la ilusión, siendo realistas, a este equipo le falta algo, no me atrevo a decir el qué, pero algo falta, y además, hay que tener en cuenta que enfrente estaba un equipo superior esta temporada. Pese a la eliminación, podemos sacar varias conclusiones positivas, como el juego de la segunda parte o el nivel de Gero Rulli, ahora, lo que toca es trabajar y trabajar para seguir, y hacer todavía más grande, la línea ascendente que llevamos en liga, puesto que desde que se marchó Jagoba llevamos 13 puntos de 24 posibles, y ahora tenemos 2 compromisos contra equipos de mitad de tabla, rivales directos de momento, que hay que ganar.

Realizado por: @Fartony8