domingo, 2 de noviembre de 2014

UNA CRÍTICA NECESARIA

Este es uno de esos artículos que de vez en cuando escribo desde que decidí hacerme cargo exclusivamente de los montajes fotográficos y del twitter de este blog. Y es que lo veo necesario desde que este equipo formado por grandes jugadores de una inmensa calidad ha llegado a tocar el más frondoso fondo. Un equipo de Champions que desde que cambió de entrenador ha sido destrozado, descompuesto e incluso mancillado.

No es necesario preguntar el por qué de este hecho, ya que, desde que a Jagoba Arrasate se le puso a cargo del vestuario este ha perdido la unión y la compenetración que lo llevo a jugar con los más grandes de las ligas Europeas. Esta decadencia del curso pasado ha sido agravado por el comienzo del  actual, porque de los  primeros diez partidos se ha ganado solamente uno mostrando un juego pésimo. Por eso se ha tomado la decisión de destituir al principal artífice del declive txuriurdin, ya que la afición ha montado en cólera contra este.

Pero hay algunos oportunistas que quieren ir aún más lejos pidiendo, no solo la cabeza del director deportivo Loren, sino del mismísimo Jokin Aperribay, persona que ha sacado (junto a su directiva) a la Real Sociedad de la ruina total, la ley concursal y una posible desaparición institucional. Este colectivo de la afición realista no vacila en rechazar toda opinión ajena a la suya e incluso discriminar a algunos aficionados cargando contra ellos en masa, vía redes sociales, llamándolos "remeros". Muchos de estos aficionados están tan obcecados con su visión a veces negativa, y siempre crítica con la Real Sociedad, que creen que su opinión es la única realidad válida y que los demás no ven las cosas tal como son.

Ante tal acontecimiento, me siento frustrado, decepcionado e impresionado, porque no acepto que me califiquen como "cenizo" o "remero", me niego. Yo soy "aficionado de la Real Sociedad" y creo como tal que ningún seguidor txuriurdin debería creer o seguir ciegamente a este colectivo que, al final, hacen más daño que bien. Cada aficionado debería construir su opinión a partir de las demás, y deberíamos dejar esta absurda disputa a un lado y permanecer en unión para salir del agujero en el cual nos ha metido el ex-entrenador de la Real Sociedad.

"Te animaré cuando menos te lo merezcas porque será cuando más lo necesites"

@oiarbi