martes, 12 de agosto de 2014

EL RINCÓN DEL LECTOR: Desconfianza e ilusión

La temporada 2014-2015 se vislumbra ya en el horizonte, y en esta familia que somos la hintxada de la Real Sociedad se vive una atmósfera que mezcla dudas e ilusión. A continuación, os ofrezco algunas de las que para mí son las  claves de esas dos sensaciones que nos invaden a los Realistas.
Las claves de la desconfianza:
Pese a que se confía plenamente en la capacidad y calidad de la plantilla para resolver los partidos sin mucha complicación, tanto nuevas incorporaciones como jugadores que ya han jugado previamente con el club levantan críticas y murmullos en las gradas de Anoeta.
Un desconocido Alfred Finnbogason viene como la estrella después de haber sido el máximo goleador
de la Eredivisie holandesa tras anotarse 29 dianas la pasada temporada. Finnbogason solamente ha visto puerta en uno de los partidos de pretemporada, lo que no ha gustado entre la impaciente afición txuri-urdin. Pese a no ser determinante en estos partidos, lo que si hay que señalar a favor del islandés es que ha estado participativo y en todo momento ha contado con el apoyo del cuerpo técnico.
Yuri Berchiche y Jon Gaztañaga tampoco han sido tan resolutivos como se esperaba, aunque siguen contando con el apoyo de los seguidores de la Real.
Pero el problema más grave nos lo encontramos con jugadores ya de casa, Eñaut Zubikarai, Gorka Elustondo, Dani Estrada, Míkel González, Ion Ansotegi e Imanol Agirretxe siguen siendo el blanco de las críticas cuando entran al campo. A Zubi y Anso, se les achaca no tener nivel de primera división, Ansotegi ya mayor sirve para un remiendo y Zubikarai nunca contó con la confianza de los seguidores. A Mikel se le acusa de un grave bajón y a Agirretxe de no aportar lo suficientes goles.
Pero sin duda, las tres figuras más criticadas de esta Real Sociedad son los siguientes: Gorka Elustondo y Daniel Estrada, a quien desde hace tiempo se le ha unido Jagoba Arrasate.
A los tres se les acusa de lo mismo, falta de entrega, de sangre y de profesionalidad. Quizá el caso de Estrada sea un poco menor, pero las furias que despierta Gorka Elustondo cuando entra al campo son muy superiores a las que despertaron Griezmann o Illarra cuando abandonaron el club, falla controles, no acierta en los pases, regala balones, es blando en defensa y no lo compensa con entrega, bien, ¿Por qué sigue en el club? nos preguntamos. Cortó en su día la progresión de Pardo o Illarra y ahora es usado como central bloqueando un posible fichaje para una posición que no está totalmente cubierta, pues muchos vemos a Gaztañaga más en el pivote.
 
Mi última crítica va dirigida al técnico, Jagoba Arrasate. Arrasate es un técnico que no transmite, no transmite ánimo, no transmite motivación, no transmite profesionalidad, no transmite seguridad y no transmite buen juego. Jagoba I ‘’El Triste’’ podría ser su apodo, pues en cada rueda de prensa da menos sensación de seguridad en sí mismo, casi podría decirse, que Lotina a su lado es un vividor. Fuera de su carácter, podemos criticar sus pésimos planteamientos tácticos de los partidos, actualmente, el de Berriatua se ha empeñado con un 4-4-2, esquema que no encaja para nada con los jugadores que tenemos en plantilla. Para jugar con un 4-4-2 lo lógico sería contar con 4 delanteros, y Arrasate se ha deshecho de dos: Seferovic e Ifrán, haciendo justo lo contrario de lo que debería, vendiendo al primero y cediendo al segundo, cabe resaltar también, que no ha contado con los del filial, Iker Hernández y Alain Oyarzun hasta que no ha tenido otro remedio (la luxación de hombro de Finnbogason). El único logro de Jagoba, ha sido uno muy pequeño, sacar un mínimo rendimiento de Elustondo reubicándolo al puesto de central, donde no hace tanto el ridículo como de pivote aunque deja mucho que desear.
Lo de Jagoba Arrasate es sobre todo crispante, si pensamos que gente como Pepe Mel está en su casa o que a Martín Lasarte se le echó realizando mucho mejor trabajo.
 
Las claves de la ilusión:
Abrimos este capítulo tratando la gestión de Jokin Aperribay, quien nos ha demostrado que negociando es un tiburón. Un auténtico genio. Aperribay no ha regalado a Claudio Bravo ni Antoine Griezmann, por el chileno ha sido capaz de sacar 12 millones, precio por encima del mercado y por Griezmann ha logrado el importe íntegro de su cláusula.
Fuera de las salidas, aunque son notables bajas, el presidente Realista ha sabido reforzar al equipo. Ha conseguido la propiedad de Carlos Vela, pieza clave de esta Real, ha pagado poco por Canales, ha traído gratis a Esteban Granero y ha conseguido la cesión de un Gerónimo Rulli que sin duda se asentará en el puesto de portero titular del equipo. A esta gran gestión solo le pongo dos pegas: la venta de Seferovic, quien creo que podía habernos aportado mucho y el no conseguir un portero en propiedad, pues pese a tener a Rulli, Zubikarai ha demostrado no estar a la altura y Ander Bardají necesita continuidad en el B, Yoel Rodríguez, Andrés Fernández o Christopher Toselli hubieran sido grandes fichajes.
 
Ya hablando de la plantilla, hay varios nombres propios llamados a realizar una gran temporada y brillar con luz propia: Carlos Vela, Sergio Canales, Rubén Pardo, Chory Castro y los ya citados antes Gero Rulli y Alfred Finnbogason.
El atacante mexicano siempre ha demostrado maneras, actualmente está apartado del verde por una fascitis plantar, pero se confía en que sea el guía de esta escuadra a base de goles y asistencias, de esos que parten con un gesto eléctrico de los que lo caracterizan.
 
Canales, viene gustando mucho en la pretemporada, estrella frente al Aberdeen en los dos partidos lidera el ataque de la Real en ausencia de Vela. Una zurda maravillosa surte de pases precisos al resto de jugadores y se ha ganado el cariño de todos los aficionados realistas.
Pardo sigue creciendo, aporta en cada partido y trata de hacer olvidar a Illarra, tarea difícil que está llevando a cabo. Pardo distribuye el juego maravillosamente y se erige como pieza clave.
El Chory debe hacer que Griezmann caiga en el olvido, el charrúa tiene esta misión imposible y se confía que saque su calidad a relucir como ha hecho antes.
Rulli y Finnbo, puerta a 0 y goles, como es de esperar en nuevos fichajes tan concretos.
Otros jugadores que engordan las filas de la Real y también serán importantes son los siempre trabajadores Markel y Zurutuza, el grandísimo central Íñigo Martinez, el joven Zaldúa y el gran capitán Xabi Prieto.
¿Qué conclusión sacamos de todo esto? Pues la siguiente:
Confiamos en nuestros jugadores, sabemos que hay calidad de sobra para sacar adelante cualquier partido que se nos plantee, pero no estamos sabiendo ordenarnos en el campo, estamos fríos y desconectados, y en eso, tiene mucho que ver la dirección técnica, al ‘Míster’, le queda grande este equipo.
 
 
@MagnumBar